¿Cómo ha evolucionado la situación italiana esta semana?

La coalición italiana acuerda un déficit del 2,4% del PIB

El jueves 27 de septiembre por la tarde, el Movimiento 5 estrellas y la Liga acordaron un déficit del 2,4% del PIB (3 veces más del objetivo de déficit del anterior gobierno italiano).

La rentabilidad del bono italiano a 10 años se había mantenido estable durante la sesión.

Aumentó la rentabilidad de los bonos italianos un 8,11%.

El pasado viernes, 28 de septiembre, hubo una liquidación de bonos italianos, que se vendieron con fuerza, dando lugar a un aumento de la rentabilidad y caídas de las acciones bancarias. El MIB italiano perdió un -3,7% y el Ibex 35 se dejó un -1,45%.

Ese aumento de rentabilidad de los bonos supone que a Italia le será más cara su financiación.

Los bonos a 10 años se encuentran por encima del 3%, y la rentabilidad subió un 8,11%. Los bancos, que son los principales poseedores, fueron los mayores perjudicados de la sesión.

Se produjo un aumento del diferencial entre rentabilidades de la deuda de la periferia europea con la de Alemania. Además, las primas de riesgo italiana y española aumentaron.

Continuó el desplome del sector bancario

El lunes, 1 de octubre, continuaron los desplomes en el sector bancario.

El presidente de la Comisión Europea, Juncker, ha advertido que mantener ese objetivo de déficit es alejarse de los propósitos de la Unión Europea, que no puede tener un tratamiento especial con Italia, ya que esto podría significar el fin del euro.

Moodys, Europa tendrá poco margen de maniobra

Ayer martes, día 2, Moodys advirtió de que, a pesar de lo saneado de sus balances, los bancos tendrían poca maniobra en caso de otra crisis, debido a que se han endeudado más durante los últimos años por los bajos tipos de interés.

No debemos olvidar que el BCE continúa comprando bonos soberanos (aunque en menor medida) y que sin esas compras mensuales, muy probablemente hubiésemos visto rentabilidades muy superiores en los bonos italiano y español.

Ya vimos lo que ocurrió en Grecia en 2009, con la crisis de la deuda, y las grandes reformas que tuvo que acometer impuestas por Bruselas para poder seguir teniendo financiación.

La incertidumbre de los acreedores sobre la capacidad de pago de Grecia de su deuda provocó una fuerte caída de los precios de sus bonos, lo que se tradujo en un gran aumento de la rentabilidad exigida a los mismos. El bono griego fue considerado como bono basura, lo que dejaba sin acceso al país a los mercados internacionales y esto impedía su financiación. Finalmente, la solución pasó por un rescate financiero. Sin embargo, Italia es mucho más grande que Grecia, y en este caso podría suponer el fin del euro.

Déficit del 2,4% en 2019, 2,2% en 2020 y 2% en 2021

El Corriere de la Sera ha publicado hoy que el gobierno italiano podría recular y haber informado a la Comisión Europea de que el déficit sería del 2,4% en 2019, del 2,2% en 2020 y del 2% en 2021. Esto está siendo bien visto por el mercado, aunque hay que tener en cuenta que el déficit estructural sigue aumentando y la deuda pública italiana es del 130% del PIB, y en aumento.

El viceprimer ministro de Italia, Di Mario, ha confirmado que el gobierno no quiere reducir el objetivo de déficit, sino mantener en 10.000 millones el presupuesto mínimo para la renta básica, y ha indicado que el crecimiento económico permitirá reducir la creación de déficit.

La rentabilidad de los bonos italianos en el día de hoy se relajaba a primera hora, y las bolsas europeas rebotan.

Todo lo que sean avances para estar en líneas con las exigencias de Bruselas serán buenas noticias para los mercados y para Italia, de forma que no se tense en exceso la situación.

¿Le ha interesado esta información?

Reciba nuestro Newsletter

Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.


Aprenda con nuestros expertos en Academia IG, a través de cursos online paso a paso, webinarios y seminarios presenciales diseñados para ayudarle a desarrollar sus habilidades en el trading.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.