Olimpiadas 2016: ¿cuánto vale una medalla de oro?

Por qué el oro de Yang Hak-Seon en los Juegos de Londres 2012 valió casi seis veces más que el de Gervasio Deferr en Sidney 2000.

Oro

Cuando los ganadores olímpicos toman su puesto en el podio, puede que no piensen en el valor del oro de sus medallas. Sin embargo, debido a la condición cambiante de los precios del metal, los tipos de interés y el precio de las divisas, resulta que una medalla obtenida en unos Juegos Olímpicos puede valer una cantidad muy diferente cuatro años después. 

El Comité Olímpico Internacional (COI) estipula que una medalla de oro debe contener seis gramos de oro alrededor de una base de plata. La cantidad de plata en cada medalla puede fluctuar, por lo que prestaremos atención solamente a los seis gramos de oro en cada una.

Cuando Gervasio Deferr recogió su medalla de oro en salto de potro en Sidney 2000, estaba recibiendo 52,8 $ en oro (o 46,6 € con el tipo de cambio del año 2000). El oro de Yang Hak-Seon en la misma disciplina en Londres 2012, sin embargo, tuvo un valor de 312,8 $ (o 276,3 € en 2012). En doce años, el valor del oro en una medalla olímpica había aumentado un 592 %. 

Pero esto no acaba aquí, ya que muchos otros atletas han visto el valor de sus medallas cambiar de forma significativa durante el transcurso del tiempo.

El nadador Michael Phelps, por ejemplo, espera tocar el oro también en Río 2016, convirtiéndose esta en su cuarta olimpiada haciéndolo. Las 18 medallas de oro que posee actualmente tienen un valor total de 4.566 $. No podríamos culparle si se esforzara un poco menos en Río 2016, pues el valor del oro en cada medalla ha caído casi 60 $ en los cuatro años transcurridos desde los últimos Juegos.

El remero Steve Redgrave ganó el oro en cinco olimpiadas consecutivas. Obtuvo el último en Sidney 2000 y, en ese momento, sus medallas tenían el valor de 180,2 £. Gracias a la reciente debilidad de la libra frente al dólar y las grandes fluctuaciones en el valor del lingote, su colección de medallas valdría ahora 945 £. Ya que la incertidumbre se ha convertido en algo predominante en este 2016 debido al voto en Reino Unido a favor del Brexit, quizás debería considerar quedarse con sus medallas un tiempo más.

El saltador de triple salto Jonathan Edwards, que aún mantiene el récord masculino a nivel mundial en esta disciplina, también compitió en Sidney 2000 por última vez. Aquella vez sí se llevó el oro, medalla que había perdido frente a Kenny Harrison en los Juegos de Atlanta 1996, a pesar de ser el poseedor del récord. El no ganar cuatro años antes le habría costado más que algunas horas de sueño, ya que su oro valía sobre un tercio menos en el 2000 de lo que costaba en 1996.

En contra, Usain Bolt puede presumir de haber hecho una buena carrera también en el mercado de materias primas. Después de perder un oro que valía 77,8 $ (o 4773 dólares jamaicanos) en 2004, sus tres medallas de oro en Beijing 2008 tuvieron el sorprendente valor de 159,1 $ (11.447 JMD) cada una. Las tres medallas que ganó en Londres 2012, mientras tanto, valieron 312,78 $. A 27.927 JMD, supone un llamativo aumento del 485 %. 

Este artículo forma parte de nuestra serie sobre Río 2016. Para más análisis de expertos, oportunidades de trading en el mercado brasileño y más, visite nuestra página sobre Río 2016.


Aprenda con nuestros expertos en Academia IG, a través de cursos online paso a paso, webinarios y seminarios presenciales diseñados para ayudarle a desarrollar sus habilidades en el trading.

Encontrar un artículo

Esta información la ha elaborado IG, nombre comercial de IG Markets Limited. Además del aviso sobre riesgo de abajo, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta ni una propuesta para una transacción sobre ningún instrumento financiero. IG no acepta responsabilidad alguna por ningún uso que se pueda hacer de estos comentarios ni de las consecuencias de dicho uso. No se garantiza la exactitud ni la completitud de la información. Por consiguiente, cualquier persona que actúe guiada por los artículos lo hace enteramente bajo su propio riesgo. La investigación proporcionada no está relacionada con ningún objetivo específico de inversiones, ni con ninguna situación financiera ni las necesidades de ninguna persona específica que pueda recibirla. No se ha elaborado de acuerdo a los requisitos legales designados para promocionar la independencia de la investigación para inversiones y por tanto se considera una comunicación publicitaria. A pesar de que no estamos especificamente restringidos de operar de acuerdo a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de ofrecérselas a los clientes.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.
79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor.
Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.