Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

El crudo vive su particular ‘black Friday’: cae otro 7% y marca mínimos de 12 meses

El barril Brent cede el nivel psicológico de los 60 dólares y el WTI pierde la cota de los 51

El_crudo_se_desploma_otro_7_por_ciento
  • El petróleo ligero de Texas cae un 7% y el Brent Europeo un 5%.
  • El mercado teme una situación de sobreoferta como la vivida en 2014 y 2015.
  • La desaceleración del crecimiento global pesa con fuerza sobre las perspectivas de demanda.
  • Los principales países productores registran niveles de bombeo próximos a máximos históricos.

Los futuros del crudo viven su particular viernes negro, con una nueva rebaja superior al 7% en el precio del petróleo estadounidense y al 5% en el Brent europeo. En la mente de los inversores todavía está muy reciente lo que sucedió con esta materia prima en 2014 y 2015, que llevó su cotización al borde de los 25 dólares por barril.

Hace semanas que el mercado del crudo es presa del pánico vendedor y la salida en estampida de la materia prima se acelera a pesar de que en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se suceden las conversaciones con el objetivo de afrontar una reducción coordinada de los niveles de bombeo.

A la espera de conocer la decisión que adopte el cártel en la importante reunión que realizará la organización en Viena el próximo día 6 de diciembre, el miedo a la sobreoferta atrapa a los inversores.

En el último desplome de precios iniciado hace cuatro años, la OPEP consiguió que la cotización del crudo se multiplicara por tres en dos años y medio gracias a un recorte orquestado de la producción junto con otros países fuera del cártel como Rusia. Sin embargo, ahora el entendimiento entre los miembros de la organización parece que no está siendo tan bueno como entonces.

El crudo iraní sigue llegando al mercado en un momento de máxima oferta

Además, el mercado estuvo meses haciéndose a la idea de que la oferta se recortaría de forma sensible cuando entraran en vigor las sanciones estadounidenses sobre Irán, pero finalmente, el Tío Sam ha abierto la mano con el crudo de Teherán y esto ha cambiado por completo el escenario del crudo, en un momento en el que los principales jugadores del mercado como Rusia, Estados Unidos o Arabia Saudí presentan ahora unos niveles almacenamiento y de bombeo próximos máximos históricos.

Las continuas revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento a escala global suponen, a su vez, un retroceso en la demanda mundial de crudo. La fase expansiva del ciclo económico comienza a dar señales de agotamiento y la guerra comercial también invita a rebajar las previsiones por el lado de la demanda de una forma más acelerada a lo previsto inicialmente.

En la jornada hoy, las ventas masivas volvían a hacerse presentes y la pérdida del nivel de los 60 dólares por barril del Brent ha sido tomada como una fuerte señal de venta para muchos inversores que tenían marcada dicha cota como nivel de huida.

El crudo WTI se acerca a marchas forzadas hasta los 50 dólares por barril

Así las cosas, el crudo ligero de Texas (WTI) se acerca a marchas forzadas la importante barrera psicológica de los 50 dólares. De perder dicha cota, esto le abriría las puertas, por lo menos, hasta los 40 dólares por barril sobre los que hizo el primer gran alto en las caídas en 2015 y que suponen también el último mínimo relativo que muestran los gráficos.

Tras los últimos arreones bajistas, el Brent sitúa el nuevo mínimo de 2018 en los 59,28 dólares y del WTI en los 50,62 dólares por barril, umbrales que suponen también el precio más bajo del petróleo en los últimos doce meses.

¿Le ha interesado esta información?

Reciba nuestro Newsletter

Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.