Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Cómo operar con los mercados bajistas y con la caída de precios

Cuando el mercado cae, algunos inversores entran en pánico, pero hay muchas formas de aprovechar los mercados bajistas, por lo que no es necesario hacer un movimiento por miedo. Descubre cómo operar con la caída de precios.

¿Qué es un mercado bajista (bear market)?

Mercado bajista es el término que se utiliza generalmente para describir un mercado con tendencia a la baja. Concretamente, es un mercado que ha caído en un 20% o más desde un máximo anterior y durante un largo período de tiempo (normalmente dos meses o más). Esto ocurre cuando el número de vendedores supera al de compradores, lo que da lugar a un sentimiento pesimista del mercado.

Normalmente, se refiere al mercado general o a un índice, pero también se puede decir que las acciones o materias primas experimentan un mercado bajista.

¿Cuáles son los otros tipos de mercados con tendencia a la baja?

Para evitar la confusión entre un mercado bajista y otros movimientos de precios con tendencia a la baja, hemos examinado cuatro tipos de mercados con tendencia a la baja y cómo se diferencian de un mercado bajista. Estos son:

  1. Desaceleraciones del mercado o pullbacks. Se trata de un giro de tendencia temporal en el movimiento del precio de la acción. En el caso de una tendencia a la baja, esta tendría lugar cuando el precio de la acción se mueve a la baja después de una reciente tendencia alcista. Un retroceso no suele significar mucho por sí solo, ya que los precios fluctúan todo el tiempo, así que es fundamental utilizar indicadores técnicos para determinar si se trata de un giro de tendencia o el comienzo de algo más
  2. Giros de tendencia. Un giro de tendencia es un cambio de rumbo en el movimiento de los precios de un activo, en este caso, cuando una tendencia al alza se convierte en una tendencia a la baja. A diferencia de un retroceso, es un período de declive más sostenido. Es importante observar los patrones de velas de giro de tendencia, como los dobles o triples suelos
  3. Correcciones del mercado. Se trata de un descenso del 10% en el precio de una acción o índice desde un máximo de 52 semanas. Se llama corrección porque normalmente el precio de las acciones cambia para reflejar el verdadero valor de una compañía después de que un período de intensa especulación haya llevado a su sobrevaloración
  4. Recesiones. Una recesión es un declive económico completo que tiene lugar durante un periodo de seis meses o más. Si la economía está en declive, los valores también se verán afectados, ya que las ganancias de las empresas se ven afectadas

Otro término que los inversores interesados en una caída necesitan conocer es «suelo». El suelo de un mercado es el precio más bajo al que ha operado un valor en un plazo determinado, ya sea un día, un mes o un año. Se considera un elemento de interés relevante porque puede ser un buen punto de entrada para los compradores, o un punto de referencia de los niveles de soporte.

Cómo gestionar tus inversiones existentes si el mercado se desploma

Al inicio de una caída del mercado, de un mercado bajista, o incluso de un descenso temporal, es fundamental no entrar en pánico y seguir al rebaño. Si bien estos movimientos de precios con tendencia a la baja tienen efectos adversos en las carteras, el nivel de riesgo al que tú estarás expuesto dependerá completamente de tus objetivos como inversor.

Los inversores que compran a largo plazo y mantienen su posición no tienen que temer necesariamente a una caída del mercado, ya que les interesa más su trayectoria a largo plazo. Los mercados bajistas tienden a durar mucho menos que los mercados alcistas, motivo que ha propiciado la subida generalizada de precios del mercado de valores. Por ejemplo, el FTSE 100 podría bajar en casi 4000 puntos y todavía estar a un nivel más alto que hace 20 años, a pesar de que haya pasado por dos mercados bajistas entre medias. Sin embargo, como veremos a continuación, los riesgos implicados en las caídas dependerán completamente de cómo se invierta en ellas.

Los inversores que desean mitigar el impacto de estos descensos del mercado a corto plazo pueden optar por cubrir su cartera de acciones. Pero esta estrategia depende del apetito por el riesgo y del capital disponible, ya que implica la apertura de múltiples posiciones.

Las caídas y los mercados bajistas ofrecen grandes oportunidades para algunos inversores de obtener beneficios porque los productos derivados les permiten especular sobre los mercados alcistas y bajistas. Al operar con productos derivados, se puede abrir una posición sin necesidad de poseer el activo subyacente.

¿Quieres aprender más sobre trading? Descubre cómo se opera con IG.

Operar en el mercado bajista: cómo ganar dinero cuando los precios caen

Los inversores pueden beneficiarse de las caídas de los mercados o, al menos, proteger sus activos de pérdidas innecesarias a través de varios métodos. Entre estos se incluyen:

Operar en corto

Tal vez la forma más común de beneficiarse de la caída del mercado es ir corto. Hay varias formas en las que un individuo puede operar en corto, dependiendo del mercado y del producto con los que quieras operar.

Operar en corto (tradicional)

El método tradicional consiste en coger prestada la acción (u otro activo) de tu bróker y venderla al precio de mercado actual. Si el mercado tiene un período sostenido de movimiento con tendencia a la baja, puedes volver a comprar las acciones por un precio más bajo en una fecha posterior. Luego devolverías las acciones al prestamista y te llevarías la diferencia de precio como beneficio.

Sin embargo, si te has equivocado y el mercado empieza a subir de nuevo - lo que significa que la caída fue simplemente un retroceso - tendrías que comprar las acciones de nuevo al precio de mercado más alto. Cabe señalar que cuando se vende en corto, existe la posibilidad de que se produzcan pérdidas ilimitadas porque en teoría no existe un tope de la cantidad que puede subir un mercado.

Ir corto en derivados

Operar en corto es una función clave del propio trading de derivados: estos productos son puramente especulativos y toman su precio del mercado subyacente. Los derivados no requieren que el inversor sea propietario de las acciones o activos en cuestión.

Cuando operes con CFD, siempre tendrás la opción de ir tanto largo como corto, para poder aprovechar los mercados que bajan de precio, así como los que suben.

Cuando operas con CFD, estás comprando un contrato para intercambiar la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre de un activo, en este caso una acción. Abrirías una posición para «vender» un CFD.

¿Deseas practicar el trading en corto? Abre una cuenta demo de IG para operar en un entorno libre de riesgos.

Si bien nos hemos centrado principalmente en las caídas de los mercados de valores, operar en corto se aplica a muchos otros mercados también, incluyendo divisas y criptodivisas.

Ir corto en ETF

Un fondo cotizado en corto (ETF), o ETF inverso, está diseñado para obtener beneficios cuando el índice de referencia subyacente disminuye. Se componen de una variedad de productos derivados, principalmente contratos de futuros.

Es similar a la venta en corto de un valor, excepto que en lugar de pedir prestado un activo para venderlo, se compra el mercado. Así, los ETF inversos permiten a los inversores obtener beneficios en un mercado con tendencia a la baja, sin tener que vender nada a la baja.

Por ejemplo, si esperabas que el FTSE 100 disminuyera de valor, podrías invertir en un ETF FTSE 100 corto. Si el índice de referencia del Reino Unido disminuyera en valor, el ETF corto aumentaría.

Los ETF inversos no suelen considerarse vehículos de inversión a largo plazo, ya que los derivados en los que se basan serán comprados y vendidos diariamente por el gestor del fondo, lo que significa que no hay garantía de su rendimiento. En cambio, los inversores los utilizan comúnmente para cubrir su cartera de acciones frente a más disminuciones a corto plazo.

Los ETF cortos se consideran una alternativa menos arriesgada que la alternativa tradicional de operar en corto, porque la máxima pérdida es la cantidad que ha invertido en el ETF.

Para los inversores, especular con ETF cortos sigue siendo un método viable para beneficiarse de las caídas de los mercados, ya que, al igual que los inversores, optan por «comprar» el mercado. Sin embargo, los inversores pueden abrir una posición corta en un ETF regular.

No hay la misma necesidad de depender solo de los ETF inversos.

Más información sobre el trading de ETF

Operar con activos refugio

Un activo refugio es un instrumento financiero que suele conservar su valor —o incluso aumentarlo— mientras que el mercado en general cae. Estos activos están negativamente correlacionados con la economía, lo que significa que a menudo los inversores y operadores los utilizan como refugio durante las caídas del mercado.

En teoría, abrirías una posición larga en un refugio para prepararte para las caídas del mercado. Esto se ve como una alternativa a cerrar posiciones o a ir corto, ya que permite cubrir cualquier tenencia existente.

Entre los ejemplos más comunes de activos refugio se encuentran el oro, los bonos del estado, el dólar estadounidense, el yen japonés y el franco suizo. Sin embargo, es fundamental que los inversores recuerden que el hecho de que un activo se considere tradicionalmente un refugio no garantiza que se comporte como tal cada vez que caiga el mercado.

Si cogemos el ejemplo del oro, para invertir en el activo refugio se buscaría comprar el metal precioso físico como una reserva de valor. Sin embargo, si solo buscabas especular sobre el valor de los refugios, podrías usar productos derivados para no tener que ser el dueño del activo en sí.

Operar con divisas

Hay divisas que se utilizan comúnmente como refugios durante los periodos de declive financiero, pero esta es solo una forma de utilizar el mercado forex como cobertura frente la caída del mercado.

La divisa nacional depende de la salud de la economía nacional, lo que significa que cualquier disminución percibida en la economía en general repercutirá en el precio de la divisa. Si se considera que una economía es más débil que otras economías mundiales, su divisa se depreciará en comparación con otras divisas mundiales. Por ejemplo, durante las negociaciones del Brexit, la agitación e inestabilidad políticas afectaron al llamamiento de invertir en el Reino Unido. Esto provocó la volatilidad en el FTSE 100 y la libra esterlina.

Los inversores pueden abrir una posición sobre el precio de una economía en declive optando por ir en corto en una divisa. Cuando se opera en el mercado forex, inherentemente se compra una divisa y se vende otra. Por ejemplo, venderías GBP/USD si crees que el valor de la libra caerá en comparación con el dólar americano.

Más información sobre lo que es el forex y cómo funciona

Durante las crisis de los mercados, muchos participantes en ellos tratarán de comprender la relación entre los tipos de cambio y los precios de las acciones a fin de preparar sus posiciones para la volatilidad y aprovechar cualquier disminución de los precios. Sin embargo, no existe necesariamente una relación clara, lo que hace que sea vital para los inversores realizar un análisis exhaustivo antes de abrir una posición.

Ir largo en acciones defensivas

Los inversores a menudo tratarán de diversificar su cartera incluyendo acciones defensivas. Se trata de las acciones de compañías que se perciben como bienes de consumo básico, por lo que sus productos son necesarios independientemente del estado de la economía. Estos pueden incluir productores de alimentos y bebidas y empresas de servicios públicos.

Cuando una economía va bien, la inversión tiende a fluir hacia los «valores cíclicos», que son las compañías que producen artículos no esenciales. Mientras que cuando una economía experimenta un período de declive, el foco se desplaza a las compañías que producen las necesidades de los consumidores.

Como refugios seguros, los inversores tienden a empezar a apilar acciones defensivas cuando surge el sentimiento bajista. Los inversores también pueden vigilar las acciones defensivas como una forma de identificar cuando el mercado experimenta un cambio de estado de ánimo, utilizando las compañías como un indicador de la salud del mercado de valores en general.

Elegir acciones de alto rendimiento en dividendos

Aunque centrarse en las acciones de crecimiento se ha convertido en la nueva norma, estas suelen sufrir más en los mercados bajistas. Esto se debe a que si su valoración no está respaldada por fuertes fundamentos —lo que significa que están sobrevaloradas— las acciones podrían tener una mayor caída.

La búsqueda de acciones de dividendos puede ser una gran manera de encontrar valor en un mercado en declive. Si bien el precio de las acciones de una compañía puede recibir un golpe, no significa necesariamente que los fundamentos de la compañía no tengan sentido. Si una compañía sigue produciendo un balance general fuerte, aún podría pagar dividendos.

Puedes utilizar herramientas en línea para encontrar compañías con un alto rendimiento en dividendos. Una vez que hayas identificado una acción con dividendos, puedes especular con el precio de las acciones de la compañía abriendo una cuenta de trading.

Operar con opciones

El trading de contratos de opciones te otorgan el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio específico en un punto de vencimiento determinado. Las opciones se utilizan comúnmente para la especulación pura, pero también son una forma popular de que los inversores se cubran frente a la caída de los precios de las acciones.

Hay una gama de estrategias de opciones que se pueden utilizar, dos habituales son:

  1. Comprar opciones put
  2. Cubrir calls

Comprar opciones put

Cuando compras una opción put sobre una acción, lo haces con la convicción de que la compañía va a disminuir su valor. La compra de una opción put te da el derecho de vender acciones al precio de ejercicio, de modo que si el precio de mercado subyacente cae por debajo del precio de ejercicio, podrías ejercer su opción y vender las acciones a un precio más alto. Por ejemplo, digamos que las acciones de la compañía XYZ cotizan actualmente a 35€, pero creías que iban a bajar de valor. Compras una opción put con un precio de ejercicio de 30€ por un mes. Si en el momento del vencimiento, el precio de mercado era de 25€, podrías ejercer su opción put y vender las acciones al precio más alto de 30€. El valor de una opción put aumentará a medida que el mercado subyacente disminuya. Por el contrario, su valor disminuiría si el precio de mercado subyacente se aproxima al precio de ejercicio. Comprar una opción put puede considerarse menos arriesgado que operar en corto, porque aunque el mercado podría subir exponencialmente, puedes dejar que la opción caduque. Lo máximo que perderás es la prima que pagaste para abrir la posición.

Cubrir calls

El concepto de call cubierta significa que estás vendiendo una opción call frente una acción que posees actualmente, esencialmente, estás aceptando la obligación de vender esa acción al tenedor de una opción call. Si el comprador decide ejercer la opción, no tendrá más remedio que vender su acción. Esto significa que hay un límite en la cantidad de beneficios que obtendrás. Cuando un mercado está en declive, quizá te plantees la posibilidad de vender tus acciones de todos modos, por lo que cubrir calls puede ser una gran manera de obtener algunos ingresos de la venta. El comprador esperaría que el mercado se recuperara, por lo que si las acciones no suben, es probable que pueda conservar sus acciones y la prima. Independientemente de que el titular ejerza o no su opción call, se le pagaría una prima por asumir el riesgo de cubrir una call.

Comprar «en el suelo»

Cuando el mercado de valores cae, el valor de las acciones buenas y malas disminuye por igual. Sin embargo, las buenas probablemente se recuperarán. Si puedes identificar compañías fuertes, la caída de los precios podría constituir una buena oportunidad de compra.

Es fundamental no precipitarse en la compra de acciones, independientemente de su reputación ante el mercado bajista. Muchos inversores usarán el análisis fundamental y análisis técnico para identificar las acciones que tienen un pronóstico positivo. Siempre debes observar el balance de la compañía, la valoración, la estrategia de gestión y los niveles de deuda.

Los prestamistas estudiarán qué compañías están mejor posicionadas para pagar sus deudas y recuperarse del mercado bajista. Así, al evaluar la solvencia que un prestamista cree que tiene una compañía, los inversores pueden identificar las buenas oportunidades para comprar «en el suelo». Las calificaciones de los bonos de AAA, AA y A indican que se cree que una compañía es solvente, mientras que cualquier valoración inferior se considera un riesgo.

Una vez que las acciones hayan alcanzado la valoración que consideres justa, podrías comprarlas. Es importante recordar que el precio de las acciones probablemente no se recuperará de inmediato, pero si tienes confianza en su análisis, debes estar bastante seguro de que finalmente lo hará.

Para empezar a operar con acciones, sigue estos sencillos pasos:

  1. Encuentra una oportunidad: ofrecemos varias herramientas para ayudarte a encontrar lo que buscas
  2. Abre una cuenta de trading con IG: se tarda solo unos minutos en abrir una cuenta de trading
  3. Realiza tu operación: cuando estés listo para operar, abre tu primera posición seleccionando el mercado en el que deseas ir corto y elige «comprar» en el ticket de operación

Cómo identificar los mercados bajistas

Antes de empezar a operar en mercados bajistas, es fundamental saber qué señales hay que tener en cuenta para reconocer el comienzo de un descenso. Entre estas se incluyen:

  1. Rallies del mercado fallidos. El signo más común de que un mercado bajista es inminente es una tendencia alcista que no adquiere fuerza. Esto significa que los bulls están perdiendo el control del mercado
  2. Declive económico. Cuando la economía en su conjunto comienza una fase de contracción —indicada por el aumento del desempleo, los altos niveles de inflación y las quiebras bancarias— es, por lo general, una señal de que el mercado de valores también va a caer
  3. Tipos de interés en aumento. Cuando los tipos de interés suben, los consumidores y las empresas recortan el gasto, lo que hace que las ganancias disminuyan y los precios de las acciones baje
  4. Acciones defensivas que empiezan a tener un rendimiento superior. Cuando las compañías que se dedican al suministro de productos de primera necesidad comienzan a tener un rendimiento superior al de otros sectores, a menudo se considera una señal de que ha terminado un período de crecimiento económico porque los consumidores están reduciendo los artículos innecesarios

¿Con qué frecuencia se producen mercados con tendencias bajistas?

No hay una respuesta segura para esto, porque depende completamente del tipo de caída del mercado. Los retrocesos y desaceleraciones podrían ocurrir varias veces al día en períodos de volatilidad, mientras que las grandes caídas de los mercados, como las correcciones, los mercados bajistas y las recesiones, ocurren con menos frecuencia. Por ejemplo, los analistas tienden a esperar una corrección del mercado cada dos años. Los mercados bajistas y las recesiones atraen mucha atención y tienen efectos de gran alcance. El último mercado bajista importante se dio durante la crisis financiera de 2008, cuando el S&P 500 cayó más de un 56%. Duró 517 días. Es importante recordar que las recesiones económicas duran (de media) menos tiempo que los periodos de crecimiento. Desde 1945, las expansiones económicas de los Estados Unidos han durado un promedio de 57 meses, en comparación con los diez meses que duró la recesión económica.

Resumen de mercados bajistas

  • Mercado bajista es el términos que se utiliza a menudo para describir los mercados con tendencia a la baja, es decir, cuando un mercado disminuye en un 20% o más durante un período de tiempo sostenido
  • Hay otros tipos de movimientos con tendencia a la baja: desaceleraciones o retrocesos, giros de tendencias, correcciones de mercado y recesiones
  • Al comienzo de un mercado bajista, o incluso de un descenso más temporal, es importante no entrar en pánico y seguir al rebaño
  • Los inversores que compran a largo plazo y mantienen su posición no tienen que temer necesariamente una caída del mercado, ya que les interesa la trayectoria a largo plazo
  • Para los inversores, los mercados bajistas y las recesiones ofrecen grandes oportunidades de beneficios porque la mayoría de los productos de trading te permitirán especular con los mercados alcistas y bajistas
  • Hay múltiples maneras de obtener beneficios en los mercados en caída: vender en corto, operar con ETF cortos, el trading de activos refugio, divisas y opciones, centrarse en acciones defensivas y acciones de dividendos o compra «en el suelo»
  • Hay algunos indicios de que se está iniciando un mercado bajista, como los rallies del mercado fallidos, el declive económico, el aumento de los tipos de interés y el aumento del valor de las acciones defensivas
  • Los mercados con tendencia a la baja pueden tener lugar con diferente frecuencia dependiendo del tipo de movimiento en cuestión. Por ejemplo, una desaceleración será más frecuente que una recesión

Fecha de publicación : 2020-05-26T09:38:03+0100


Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.

Descubre cómo operar en los mercados

Explora la gama de mercados en los que puedes operar y cómo funcionan con el curso gratuito "Introducción a los mercados financieros" de Academia IG.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu email toda la actualidad financiera, la revisión de los cierres del día anterior, la previsión para la jornada en curso y una estrategia diferente cada día.


Doy mi consentimiento de manera voluntaria y este puede revocarse en cualquier momento. La revocación de mi consentimiento no afectará a la legalidad del procesamiento de datos llevado a cabo antes de tal revocación. Para más información sobre cómo ejercer el derecho de revocación o cómo podemos usar tus datos, consulta el aviso de privacidad y política de acceso y la información sobre el procesamiento de datos.

También puede interesarte...

Obtén más información sobre los gastos en los que puedes incurrir al operar con nuestra transparente estructura de tasas.

Descubre por qué son tantos los clientes que nos escogen y qué nos convierte en el proveedor líder a nivel mundial de CFD.

Estate al corriente de los acontecimientos que mueven el mercado con nuestro calendario económico personalizable.