¿Qué son las posiciones cortas?

Las posiciones cortas suponen vender un activo con la idea de que el precio bajará para comprarlo después a un nivel más bajo. La operación permite obtener ganancias en un mercado a la baja o proteger las inversiones existentes.

Operar_en_corto_mercado_bajista

¿Cómo funcionan las posiciones cortas?

Al abrir una posición corta los valores se toman prestados de un tercero, generalmente un bróker, para después venderlos. El préstamo ocurre automáticamente al abrir la posición. La ganancia o pérdida al operar en corto procede de la diferencia entre el precio de venta del activo y el que se paga posteriormente para comprarlo.

Para comprender a detalle cómo funcionan las posiciones cortas presentamos dos ejemplos:

Operación con beneficios

Supongamos que actualmente Macquarie cotiza a 21,24 dólares australianos (A$) por acción. Decide realizar una venta corta de 1.000 acciones de Macquarie por un total de 21.240A$.

Poco después, el precio de las acciones cae hasta los 20,74A$ por acción. Ahora puede comprar 1.000 acciones de Macquarie por 20.740A$.

Usted puede devolver las acciones al prestamista, que acepta la devolución del mismo número de acciones que prestó, aunque el valor de mercado de las acciones haya disminuido.

La ganancia equivale a la diferencia entre el precio al que ha vendido las acciones y el precio más bajo al que las vuelve a comprar, es decir la diferencia de 500A$ (menos las tasas/ comisiones de préstamo).

Operación con pérdidas

Supongamos ahora que Vodafone cotiza en el mercado a 1,50£. Decide realizar una venta corta de 2.000 acciones de Vodafone por 3.000£ (2.000 acciones x 1,50£).

Poco después, el precio de Vodafone sube hasta 1,65£ por acción. Ahora las 2.000 acciones tendrán un valor en el mercado de 3.300£.

Para liquidar su deuda de 2.000 acciones con el prestamista, usted deberá comprar las acciones al precio nuevo, lo que equivale a una pérdida de 300£ (restando las tasas/ comisión de préstamo).

Ventajas y limitaciones

¿Por qué la gente opera en corto?

De la misma manera que los precios suben, también pueden bajar. Las posiciones cortas permiten realizar operaciones en un mercado sin importar la dirección que tenga.

Beneficiarse de un mercado bajista

La venta corta proporciona una forma de especular cuando se considera que un valor de mercado va a bajar. Esto permite añadir valor a la cartera incluso en un mercado bajista. Sin la venta corta, sería muy difícil ganar dinero a partir de un mercado bajista.

Algunos acontecimientos económicos o problemas financieros publicados pueden dar lugar a que el valor de una empresa disminuya. Los vendedores en corto intentan identificar estas fluctuaciones del mercado y lograr beneficios mientras el precio baja.

Proteger otra inversión o cartera

Poseer una serie de posiciones largas y elegir protegerlas con posiciones cortas se conoce como cobertura.

Por ejemplo, si posee una serie de acciones de FTSE 100, podría utilizar un contrato derivado (CFD) para mantener una posición corta en el índice FTSE como un todo, y compensar por pérdidas en caso de movimientos desfavorables para la cartera.

La ventaja de la cobertura es que permite minimizar el riesgo de la cartera, igual que tener una póliza de seguros para la casa o el coche. La cobertura es distinta de la especulación, dado que la intención es reducir el riesgo en lugar de incrementarlo.

En IG vender CFD es tan fácil como comprarlos. Al abrir un ticket de operación, sólo tiene que hacer clic en “Vender” en lugar de en “Comprar”.

Para obtener más información sobre cómo realizar operaciones con nuestra plataforma de CFD, visite nuestro módulo Operar con IG.

Ejemplo de cobertura

Supongamos que posee una cartera de acciones de FTSE por un valor de 60.000£. Espera que el precio de sus acciones suba, por lo que su posición es especulativa.

Decide protegerse contra el riesgo de que no suban tomando una posición corta de futuros sobre el FTSE. El FTSE de futuro opera a 6.000£.

Usted realiza una venta corta de un contrato de FTSE 100, en el que un movimiento de 1 punto en el índice vale 10£. Así, al realizar una venta corta de FTSE a 6000 tiene una posición corta de 60.000£.

Unos días después, las noticias negativas sobre el sector financiero hacen que los precios de las acciones bajen de forma significativa. El FTSE 100 desciende un 10%. Las acciones pierden valor.

Mientras que el mercado ha bajado un 10%, usted ha perdido 6.000£ en su cartera. Sin embargo, podría volver a comprar la posición corta de FTSE para un beneficio de 600 puntos. Sin la cobertura, podría haber perdido 6.000£ en su posición larga. Gracias a que la cartera estaba cubierta, se compensan las pérdidas.

cobertura_posiciones_cortas_trading

Tenga en cuenta que en un escenario real no es posible que su cartera pueda moverse exactamente el mismo porcentaje que el índice FTSE 100.

Limitaciones de las posiciones cortas

Existen limitaciones a las posiciones cortas y es importante entenderlas completamente antes de abrir una posición corta en un perfil de operaciones global.

Riesgo ilimitado

Operar en corto puede ser una estrategia arriesgada, ya que en teoría no existe un límite para la cantidad de dinero que se puede perder.

Al tener una posición larga, las pérdidas máximas podrían tener un tope cuando el activo alcanzara un cero en su valor. Sin embargo, al tener una posición corta, los precios pueden incrementar su valor de forma indefinida.

Para garantizar que la posible pérdida tenga un tope es posible considerar añadir una orden de stop a la posición corta.

Acciones corporativas

No hay beneficio de los pagos de dividendos de la acción, dado que las posiciones se abren en el mercado sin comprarlo. De hecho, el prestamista sigue siendo propietario del mercado, por lo que el trader necesitará pagar todos los dividendos declarados durante el tiempo en el que tuvo las acciones prestadas. Otras acciones corporativas, como las divisiones de acciones o los bonos, también se valorarán dentro de la posición corta.

Restricciones

Al realizar operaciones con acciones o futuros, puede haber momento en los que no sea posible abrir posiciones cortas, y las entidades reguladoras declararán que no se pueden prestar por motivos económicos.

Por ejemplo, si muchas personas tuvieran posiciones cortas de acciones de un cierto sector, como la banca, esto afectaría la confianza pública dado que sugiere que los operadores creen que es posible que el precio de las acciones baje. Así, los accionistas estarían animados a vender sus acciones, haciendo bajar el pecio del activo.

Las acciones tampoco se pueden prestar si, actualmente, ninguna de las personas que las posee está dispuesta a prestarlas.

Participantes del mercado

Existen tres grupos clave de participantes en el mercado de las posiciones cortas:

  • Inversores individuales: Los inversores realizan ventas cortas a través de un agente para cubrir el riesgo de pérdidas en otras posiciones o especular que el precio va a bajar.

  • Grandes instituciones: Estos tienden a poseer un gran fondo de inversión, lo que les permite asumir el riesgo de las ventas cortas como parte de su estrategia de operaciones.

  • Hedge Funds: La venta corta es una importante herramienta para los gestores de fondos, de hecho, es lo que aporta la cobertura al hedge fund.

¿Quién presta los activos?

La venta corta sólo es posible cuando hay un accionista en el mercado que está dispuesto a prestar sus acciones, pero ¿por qué querría hacer esto un accionista?

La razón es que los accionistas pueden cobrar una tasa por el préstamo de sus activos, que el agente le traspasará al cliente. Los fondos de pensiones o de jubilación, por ejemplo, son un importante prestamista de acciones en el mercado, dado que esto les permite conseguir ingresos adicionales a partir de sus inversiones a largo plazo. El argumento para realizar un préstamo de esta forma es que esto hace posible un mercado más líquido.

Si, por el contrario, el préstamo y la venta corta dan lugar a una visión demasiado pesimista que empuja los precios de las acciones a la baja, los prestamistas, de forma razonable, retendrían sus acciones. Los activos no se pueden vender cundo nadie en el mercado quiere prestarlos.

Formas de operar en corto: hacer posiciones cortas con opciones barrera y vanilla

Una vez conocemos cómo podemos hacer posiciones cortas a través de CFD, vamos a analizar otras dos alternativas que tenemos disponibles, a través de otros dos productos derivados:

¿Cómo operar en corto con opciones barrera?

De forma muy similar a cómo un inversor se puede posicionar en corto con CFD, lo puede hacer también con este tipo de opciones exóticas. La ventaja es que lo único que debemos tener en cuenta para conocer nuestra potencial ganancia o pérdida es la cotización del activo subyacente y el tamaño del contrato que escogemos. Además, nos permite controlar el apalancamiento ya que antes de lanzar la operación tenemos que fijar un nivel de stop garantizado (barrera o Knock out), que será la pérdida máxima que podremos asumir- La garantía a depositar, en este caso denominada prima, será la diferencia entre en precio de entrar y el precio al que pongamos la barrera. A menor distancia de dicha barrera con respecto al precio de compra de la opción, menor prima depositada y, por lo tanto, mayor apalancamiento.

Ejemplo:

Imaginemos que queremos abrir una posición bajista en el índice tecnológico Nasdaq a un precio de 7.577 puntos con medio contrato de 1 dólar el punto (ganancia o pérdida por cada punto que se mueva el índice de 0,5 dólar). Para ello compraríamos 0,5 opciones barrera put. Si además quisiéramos poner el nivel de salida o Knock Out (pérdida máxima en los 7.819 puntos), la prima solicitada sería la diferencia entre la pérdida máxima y el precio real (7.819 – 7.577 puntos = 242 puntos) que, en este caso, multiplicado por 0,5 dólares serían 121 dólares.

Así, como la prima pagada es de 121 dólares (en caso de cerrar la posición con beneficio se devuelve la prima), el apalancamiento en este caso sería de 31,30 veces ((7.577 USD multiplicados por 0,5 dólares, divididos a su vez entre 121 usd), lo cual es mayor al apalancamiento que conseguiríamos con la misma exposición en CFD.

De esta manera, en las opciones barrera un inversor puede controlar el apalancamiento en base a donde ponga su stop garantizado o Knock Out. Esto implica que el inversor puede aumentar el apalancamiento por encima de la operativa en CFD, asumiendo el mismo nivel de riesgo en dólares.

Vídeo explicativo: https://youtu.be/3blwcPOv0Xw

¿Cómo operar en corto con opciones vanilla?

En el caso de las opciones vanilla, que son las opciones clásicas, el inversor puede comprar o vender tanto las opciones call como las opciones put. Si, el inversor quiere invertir a la baja en un mercado con vanilla, tenemos dos opciones:

La primera posibilidad, que conllevaría menos riesgo, sería la compra de una opción vanilla put. En este caso el riesgo máximo estaría limitado a la prima pagada, mientras que el beneficio potencial máximo sería la diferencia entre el precio de ejercicio (strike) y cero, de manera que el beneficio potencia es ilimitado hasta que el activo subyacente valga cero y el riesgo está limitado a la prima pagada.
La segunda posibilidad, más arriesgada pero no por ello menos interesante, es la venta de una opción call. En este caso el riesgo sería ilimitado ya que nuestras expectativas serían bajistas y podríamos perder toda la diferencia entre el precio del mercado y el precio de ejercicio (si el mercado subyacente subiese). Si sube de forma ilimitada, la pérdida sería ilimitada.

En cambio, el beneficio de esta operación estaría limitado a la prima que cobramos por vender dicha opción. Nuestra operación sería exitosa siempre que el precio se mantenga por debajo de la suma del precio de ejercicio strike más el valor de la prima que hemos cobrado.

Ver ejemplo de operativa con vanilla.


Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.

Suscríbase a nuestra newsletter

Reciba gratis en su email toda la actualidad financiera, la revisión de los cierres del día anterior, la previsión para la jornada en curso y una estrategia diferente cada día.


Para más información sobre cómo ejercer el derecho de revocación o cómo podemos usar sus datos, refiérase al aviso de privacidad y política de acceso y a la información sobre el procesamiento de datos.

También puede interesarle...

Obtenga más información sobre los gastos en los que puede incurrir al operar con nuestra transparente estructura de tasas.

Descubra por qué son tantos los clientes que nos escogen y qué nos convierte en el proveedor líder a nivel mundial de CFD.

Esté al corriente de los acontecimientos que mueven el mercado con nuestro calendario económico personalizable.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.