Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 71% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 71% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

¿Qué son los swaps y cómo funcionan?

El swap es un contrato en el que dos contrapartes acuerdan el intercambio de obligaciones o flujos de efectivo con el fin de lograr un beneficio. Conoce el mercado y los diferentes tipos de swaps financieros.

¿Qué es un swap?

Un swap es un contrato en el que dos partes se comprometen a realizar el intercambio de flujos de efectivo en una cantidad y condiciones determinadas. En su concepto básico, los swaps -un término tomado del inglés- son una permuta financiera que establece el convenio entre dos partes para intercambiar obligaciones financieras, como por ejemplo, el pago de intereses sobre una deuda.

¿Cuál es la finalidad de un swap?

Esencialmente, el uso o finalidad de este instrumento financiero es lograr un beneficio o ventajas en torno a la financiación, sobre las tasas de interés o sobre la rentabilidad de una operación financiera. Como otros derivados financieros, el swap es empleado frecuentemente como medio de cobertura frente al riesgo.

El mercado de las permutas financieras

De manera general los swaps son convenidos por y para las necesidades específicas de las partes involucradas, por lo que el mercado de swaps no es fácilmente estandarizable y se considera un mercado extrabursátil o secundario (OTC). Sin embargo, el mercado de swaps ascendió a más de 363 trillones de dólares1, según el valor (importe pendiente) en el primer semestre del 2020, más del 73% del mercado total de tipos y un 60% del mercado global de derivados OTC.

Características clave de los swaps

Mercado Extrabursátil (OTC)
Uso frecuente Cobertura entre grandes entidades, como gobiernos, empresas y banca
Valores y datos principales Margen y tipo de interés convenidos, referente para el tipo de interés variable, frecuencia de los pagos, inicio y duración del contrato, cantidades de referencia para el cálculo del swap (nocional)
Función Permuta o intercambio de obligaciones financieras
Ventajas Posibles beneficios sobre financiación, tasas de interés, rentabilidad y cobertura ante el riesgo
Desventajas Estrategia especulativa con riesgos como el incumplimiento por la contraparte
Tipos de swaps Tipos de interés, divisas, índices bursátiles, incumplimiento crediticio (CDS) y materias primas

Además de los swaps, existen diversos productos financieros, como los turbos, con los que el inversor individual puede lograr una exposición al mercado.

¿Cómo funciona un swap?

El swap, aunque su funcionamiento de intercambio es relativamente simple, puede ser un instrumento financiero complejo y su uso tiene poca aplicación para el pequeño inversor. En particular, es una estrategia utilizada por grandes agentes del mercado, como las instituciones bancarias, las empresas y los gobiernos.

La finalidad de un swap es obtener un beneficio sobre sus obligaciones de pago, por ejemplo para reducir el coste de financiación, obtener cierta protección ante el tipo de cambio de divisas, o reducir su exposición ante las variaciones del tipo de interés. Pero… ¿cómo se obtienen estas condiciones más favorables?

En un esquema básico de un swap de tipos de interés, las partes pueden convenir el intercambio de los flujos de efectivo bajo condiciones como las siguientes:

  • La compañía A busca obtener un préstamo ligado al tipo de interés fijo. Sin embargo, por sus condiciones específicas, solo puede acceder al tipo de interés variable requerido por su banco A.
  • La compañía B quiere acceder a financiación con tipo de interés variable, pero ha sido condicionada a un interés de tipo fijo por su banco B.
  • Solución: un swap en el que las compañías A y B acuerdan el intercambio de sus obligaciones de pagos, es decir, un swap de tipos de interés. La compañía A podrá realizar los pagos sobre un tipo fijo, mientras que recibe un tipo de interés variable por la compañía B (y viceversa).

Practica tu estrategia de trading

Abre tu cuenta real -o prueba una cuenta demo- y comienza a operar con Turbo24 sin comisiones, las 24 horas del día.

¿Cuáles son los principales tipos de swaps?

  1. Swaps de tipo de interés
  2. Swaps de divisas
  3. Swaps de incumplimiento crediticio

Swaps de tipo de interés

Los swaps de tipo de interés se utilizan principalmente como medio de cobertura para la exposición a los tipos de interés variables. Este tipo de permuta es la más básica, conocida también como un swap simple o vanilla. Su finalidad es convertir un esquema de pagos de tipos variables en pagos de tipos fijos o viceversa. Un swap de tipo de interés puede manejar diferentes frecuencias para los pagos, lo que se conoce como un basis swap.

La permuta de tipos de interés utiliza el desempeño de algún referente principal a manera de parámetro para los tipos variables, por lo general ligado a las tasas de interés convenidas para operaciones entre la banca. En Europa el referente más común es el euríbor (Europe Interbak Offered Rate), pero también destacan el líbor (London Inter-bank Offered Rate) y el Federal Funds Rate (EE. UU.).

Ejemplo de un swap de tipo de interés

Un swap simple puede cubrir diferentes tipos de escenarios. Supongamos dos entidades que buscan convertir de manera ‘artificial’ sus obligaciones de pago de intereses. La empresa A podría buscar intercambiar su obligación de pagos ligada a intereses variables por una tasa fija que le permita, por ejemplo, obtener otro préstamo. Su contraparte, la compañía B, podría preferir convertir sus pagos a una tasa variable, basada en sus expectativas de que los intereses irán a la baja.

En el ejemplo hipotético2 de la imagen, el swap y la evolución de los pagos pueden analizarse en la siguiente tabla:

Flujo de efectivo en el swap para compañía A

Período 1 euríbor = 5% Obligaciones y flujos de efectivo de A
Periodo 1 Periodo 2
→ pago a Banco A (sobre tipo variable) euríbor + 2% -70 000 € -60 000 €
→ pago a Compañía B (swap por tipo fijo) 7% sobre nocional -70 000 € -70 000 €
→ recibe de Compañía B (swap contra tipo variable) euríbor + 1% 60 000 € 50 000 €
Pago neto de A: -80 000 € -80 000 €
El pago neto periódico de la compañía A es ahora fijo (80 000 euros)

Flujo de efectivo en el swap para compañía B

Período 1 Tipo fijo = 8% y euríbor = 5%
Período 1 Tipo fijo = 8% y euríbor = 4%
Obligaciones y flujos de efectivo de B
Periodo 1 Periodo 2
→ pago a Banco B (sobre tipo fijo) 8% sobre nocional -80 000 € -80 000 €
→ pago a Compañía A (swap por tipo variable) euríbor + 1% -60 000 € -50 000 €
→ recibe de Compañía A (swap contra tipo fijo) 70 000 € 70 000 €
Pago neto de B: -70 000 € -60 000 €
Los pagos netos de la compañía B son ahora variables en cada período

Swaps de divisas

El swap de divisas o currency swap es un contrato de permuta financiera en el que las partes se comprometen al intercambio de pagos de intereses y pagos a capital (denominado pago principal) en sus divisas correspondientes. Dado que los pagos se realizan en la moneda de la contraparte, este tipo de swap conlleva la exposición tanto al tipo de interés como al mercado de divisas.

Dos entidades pueden recurrir al swap de divisas para ‘transferir’ una deuda, una obligación o un ingreso a su respectiva divisa local -o a una divisa en la que se busca lograr una exposición.

Las permutas de divisas ocurren en tres modalidades según los tipos convenidos para el intercambio de pagos: obligaciones a tipo de interés fijo (swap de divisas), obligaciones a tipo de interés variable (floating rate currency swap) y obligaciones de pago a tipo de interés variable por otro de tipo fijo (cross-currency swap).

Ejemplo de un swap de divisas

El ejemplo más emblemático de este tipo de swap acordado en 1981, cuando el Banco Mundial convino un bono en USD para luego intercambiar sus obligaciones de pago en dólares con la empresa estadounidense IBM, a cambio de cubrir deuda de la compañía emitida en bonos de marcos alemanes (DM) y francos suizos (CHF). El swap permitió al Banco Mundial incrementar su exposición a las monedas de Suiza y Alemania -que manejaban tipos de interés en 8% y 12% frente al 17% en EE. UU.- mientras que IBM cubría sus obligaciones en esas divisas.

Swaps de incumplimiento crediticio

Las permutas de incumplimiento crediticio, conocidas como CDS (de la lengua inglesa credit default swaps), operan de forma diferente al resto de los swaps financieros y a menudo se les compara con una póliza de seguro por las similitudes con ese producto. Esencialmente un CDS es la transferencia de riesgo entre el incumplimiento o impago de un activo.

En un convenio entre dos partes, un comprador y un emisor. El comprador se obliga a realizar un pago periódico al emisor, mientras que este, a cambio de esos pagos, garantiza el reembolso de las pérdidas en el caso de un impago por un valor subyacente.

Ejemplo de un swap de incumplimiento crediticio

Supongamos que a cambio de una tasa de interés atractiva (valor subyacente) el fondo de pensión “FP” ha decidido invertir prestando una suma importante a la Corporación ABC. Para mitigar su riesgo, FP (comprador) decide abrir un contrato de incumplimiento crediticio con una entidad aseguradora (emisor) a cambio de una fracción de los intereses recibidos por su inversión. Con este swap FP logra protegerse ante el incumplimiento (impago) por parte de la Corporación ABC transfiriendo la obligación para cubrir las pérdidas a la entidad aseguradora.

En teoría este tipo de operaciones financieras sirven como mecanismo de cobertura. En la realidad, estos instrumentos conllevan su propio riesgo. Uno de los factores detrás de la crisis financiera de 2008 fue ligado a los swaps de incumplimiento crediticio cuando los emisores fallaron en cubrir el impago de hipotecas.

Otros tipos de swaps

Swaps de índices bursátiles

El swap de índices bursátiles o swap sobre acciones opera de manera similar a la permuta de tipos de interés. La diferencia está en que el convenio va ligado al desempeño de un índice bursátil, por lo general un índice mayor. Una de las partes se obliga, por ejemplo, a transferir los rendimientos del índice de acciones convenido para recibir a cambio los pagos correspondientes según el tipo de interés variable (como el euríbor) sobre una cantidad y durante el tiempo que estipule el contrato.

Con el swap de índices, al igual que el resto de su clase, es un producto en gran medida personalizado a las necesidades e intereses de cada una de las partes. Un beneficio que ofrece esta permuta es la diversificación sin tener que disponer de los activos.

Swaps de materias primas

Un swap de materias primas es un convenio en el que los flujos de efectivo a intercambiar están ligados al precio de una mercancía subyacente. El petróleo es el principal referente para este tipo de permutas, aunque también se pueden basar en metales preciosos, alimentos como cultivos de trigo o ganado y reservas energéticas como gas natural.

Esta permuta es utilizada como estrategia de cobertura, por ejemplo, contra fluctuaciones en los precios de las materias primas. En swap de materias primas, una de las partes (usuario de la mercancía o institución financiera) aseguraría el precio máximo del subyacente y acordaría los pagos sobre el precio fijado durante un periodo específico. A cambio, recibiría un flujo de pagos variables basados en el precio de mercado de la mercancía, una obligación generalmente ligada al productor.

Diferencia entre swaps y otros productos financieros

Las permutas o swaps son un derivado financiero como los contratos de futuros, los forward y las opciones, y su valor está ligado también a un subyacente. Sin embargo estos productos difieren de manera importante:

  • Las opciones otorgan el derecho de comprar o vender un activo en una fecha y precio preestablecidos, pero no son una obligación. Además las opciones se emiten en la bolsa de valores, mientras que los swaps son OTC.
  • Los futuros son contratos que asignan una obligación de comprar y vender un subyacente -entre un comprador y un vendedor- en una fecha futura y a un precio fijo. Las permutas financieras son contratos entre las partes para el intercambio de flujos de efectivo, no del activo subyacente.
  • Un forward básicamente establece una obligación de entregar el subyacente en un pago en una fecha futura, mientras que los swaps suelen estar ligados a pagos periódicos.
  • Los warrants son también derivados OTC como los swaps, pero la diferencia clave es que con los primeros se adquiere un derecho y no una obligación.

[1] Bank for International Settlements (BIS) | Global OTC derivatives market [2] Datos de origen por Kahn Academy «Permuta de tasas de interés»

Fecha de publicación : 2021-05-11T12:09:41+0100


Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.

Aprende más sobre el trading 24 horas

  • Trading 24 horas, 5 días a la semana, sin comisiones
  • Opera en un sistema de negociación con una transparencia total del libro de órdenes
  • Escoge el apalancamiento y riesgo que mejor se adapta a tu trading

Tu capital está en riesgo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe gratis en tu email toda la actualidad financiera, la revisión de los cierres del día anterior, la previsión para la jornada en curso y una estrategia diferente cada día.


Doy mi consentimiento de manera voluntaria y este puede revocarse en cualquier momento. La revocación de mi consentimiento no afectará a la legalidad del procesamiento de datos llevado a cabo antes de tal revocación. Para más información sobre cómo ejercer el derecho de revocación o cómo podemos usar tus datos, consulta el aviso de privacidad y política de acceso y la información sobre el procesamiento de datos.

También puede interesarte...

Obtén más información sobre los gastos en los que puedes incurrir al operar con nuestra transparente estructura de tasas.

Descubre por qué son tantos los clientes que nos escogen y qué nos convierte en el proveedor líder a nivel mundial de CFD.

Estate al corriente de los acontecimientos que mueven el mercado con nuestro calendario económico personalizable.