Gestión del riesgo

Formas de gestionar el riesgo

Actitud ante el riesgo

No puede concebir una estrategia de operaciones razonablemente sensata sin pensar cuidadosamente sobre su enfoque del riesgo. Al fin y al cabo, incluso las inversiones relativamente seguras pueden tener un cierto grado de riesgo, dado que existe la posibilidad de que pierda su dinero si el mercado evoluciona en su contra.

Todos tenemos nuestra propia percepción del riesgo y, por eso, una inversión que a una persona le parezca una oportunidad interesante, a otra puede parecerle peligrosa. Es importante sentirse cómodo con el nivel de riesgo que se afronta.

Siguiendo unos sencillos pasos para controlar su exposición, podría resultarle más fácil adoptar una postura realista ante el riesgo.

Aquí tiene unos cuantos métodos que puede utilizar:

 

Diversificación

Puede ayudar a minimizar su riesgo poniendo su dinero en un abanico más amplio de diversas inversiones, en otras palabras, no ponga todos su huevos en la misma cesta. Existen dos ventajas clave al mantener una cartera diversificada:

Reducir el impacto de las pérdidas individuales
Si pone todo su capital de inversión en las acciones de una única empresa, se arriesga a perder la mayor parte de su dinero, o todo, si esa compañía quiebra. En cambio, si compra acciones en distintas empresas, las pérdidas que sufra a causa de la quiebra de una de ellas no tendrán un efecto tan devastador sobre su inversión global.

Sin embargo, el hecho de repartir su capital entre una serie de acciones diferentes tampoco le puede proteger por completo. Sus ganancias o pérdidas seguirían estando a merced de cualquier factor económico que afecte a todo el mercado que contenga sus acciones. Esto nos lleva a…

Distribuir su inversión
Esta es la clave de una cartera equilibrada y se conoce como asignación de activos. Hace referencia a la forma en la que distribuye su dinero entre las distintas clases de activos, por ejemplo, cuánto tiene en acciones, bonos, propiedades y cualquier otro tipo de inversión.

Habitualmente, estas clases de activos evolucionan de forma independiente unos con respecto a otros, o incluso evolucionan en sentidos opuestos dependiendo de su relación económica.

También puede diversificarse dentro de la misma clase de activos, por ejemplo, invirtiendo en mercados desde distintos países, o con empresas que operen en distintos sectores.

Riesgo seleccionado

Podría decidirse por operaciones menos arriesgadas, si conllevan la posibilidad de obtener ganancias importantes. Por ejemplo, puede decantarse por una posición larga en un activo volátil si el análisis técnico le sugiere que es posible volver a dosificarlo de forma inminente. Consulte nuestra sección de Análisis técnico para obtener más información sobre esto.

Naturalmente, no existe ninguna garantía de que vaya a continuar el mismo patrón, pero combinando su análisis de gráficos con una evaluación de su deseo de riesgo, puede tomar una decisión informada sobre cuáles son las operaciones arriesgadas que merecen la pena para usted.

Uso de Stops

Un Stop-Loss le permite limitar sus posibles pérdidas fijando el punto en el que se cerrará su operación si el precio evoluciona en su contra. Consulte nuestra sección Órdenes para saber más.

 

Ratio Riesgo vs Rentabilidad

Es sensato comparar el retorno esperado de la inversión respecto al riesgo que usted está corriendo al operar.

Para calcular su ratio riesgo/beneficio, deberá comparar el dinero que arriesga con la ganancia potencial.

Si el riesgo son 200€ y la ganancia que usted espera es 400€, el ratio sería 1:2.

Lea un ejemplo a continuación.

Ejemplo: riesgo/beneficio en acciones de Citigroup

  • Digamos que usted compra 200 acciones de Citigroup a 27$ cada una (lo que supone una inversión de 5.400$). Usted añade un Stop de pérdidas en 25$ (cuando su inversión valdría 5.000$) para asegurarse de que no pierde más de 400$.
  • De acuerdo al análisis que usted realiza de los gráficos, espera que el precio llegue a 31$ en los próximos meses.
  • En este caso, usted está dispuesto a perder 2$ por acción (400$) a cambio de la posibilidad de ganar 4$ por acción (800$) al cerrar su posición.
  • Dado que usted podría duplicar la cantidad que ha arriesgado, se puede decir que su ratio riesgo/beneficio es 2:1.
  • Probablemente tenga que realizar pruebas y confiar en el 'ensayo/error' para encontrar su ratio óptimo. Descubra más en nuestro módulo Desarrollar un plan de trading.


Evitar el trading emocional

A la hora de tomar una decisión relativa a sus operaciones, es importante distinguir los factores racionales de los emocionales.

No tiene sentido actuar por intuición o por corazonadas, a no ser que haya un análisis racional detrás de ellos.

Para saber más sobre la psicología que puede influir en la toma de decisiones y qué errores evitar, visite el módulo Errores comunes.

Ceñirse a la estrategia diseñada requiere disciplina para evitar las decisiones emocionales. Saber cuándo materializar las pérdidas o recoger los beneficios es esencial, especialmente en mercados volátiles.

Elaborar un plan estructurado le puede ayudar a gestionar el riesgo, ya que facilita la identificación de objetivos y la definición de una estrategia. Para saber más, lea nuestro módulo Desarrollar un plan de trading.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento.79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor.Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.