Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Las opciones y los turbo warrants son instrumentos financieros complejos y su capital está en riesgo. Puede sufrir pérdidas rápidamente. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

¿Qué son las anomalías de mercado?

Una anomalía de mercado sucede cuando una acción del precio no se comporta como se esperaba en el mercado de valores. Algunas anomalías financieras solo se dan en una ocasión y desaparecen, pero otras aparecen sistemáticamente a lo largo de los análisis gráficos históricos.  Los inversores y traders pueden aprovechar estos comportamientos del mercado excepcionales para encontrar oportunidades en el mercado de valores.

las_anomalías_de_mercado
Fuente: Bloomberg

Una anomalía de mercado se refiere a la diferencia que se da entre el desempeño de una acción y la que se asumía que sería la trayectoria de su precio, según lo establecido por la hipótesis del mercado eficiente (HME). La HME supone que los precios de las acciones muestran toda la información de la que se dispone en un momento determinado. En teoría, esto debería imposibilitar la compra de las acciones sobrevaloradas y la venta de una acción por encima de su valor, ya que siempre se operaría al precio de mercado justo.

Sin embargo, en la práctica, los mercados eficientes son difíciles de crear y aún más de mantener. La aparición de anomalías en el mercado financiero muestra que la HME no siempre resulta cierta, ya que no toda la información relevante se cotiza al momento y, en ocasiones, ni se llega a suceder.

Examinamos algunas de las anomalías más comunes, cómo la teoría de las finanzas conductuales (en inglés, behavioural finance theory) explica sus recurrencias y el modo en el que los inversores puede aprovecharse de las condiciones inusuales del mercado.

El efecto calendario

Se denomina efecto calendario a una serie de anomalías que tienen lugar en momentos específicos o en fechas concretas a lo largo del año. Estas son:

El efecto lunes

El efecto lunes, también conocido como el «efecto fin de semana», es la tendencia que experimentan los precios de las acciones a cerrar a un precio más bajo los lunes que al que cerraron el viernes anterior.

Muchos de los partidarios de las finanzas conductuales creen que el efecto lunes se debe a la negatividad asociada a la nueva semana laboral. Sin embargo, otros consideran que la explicación más probable para este efecto es el hecho de que las empresas suelen comunicar malas noticias el viernes por la tarde, después de que el mercado haya cerrado. Esta teoría se ve más respaldada por la tendencia de los inversores a vender sus acciones los viernes por la tarde para evitar los desvíos durante el fin de semana.

Final de mes

Esta anomalía se refiere a la tendencia al alza del valor de las acciones el último día hábil del mes. Esta tendencia se extiende durante los tres primeros días del mes siguiente.

Históricamente, las ganancias extraordinarias que se dan a finales de mes tienen una rentabilidad combinada superior a las del conjunto de los 30 días del mes. No existe prácticamente ningún consenso acerca de si esto se trata de una simple coincidencia en un comportamiento aleatorio, o si se da por el resultado de las buenas noticias empresariales, que suelen anunciarse a finales de cada mes.

El efecto enero

El efecto enero se describe como la tendencia que experimenta el volumen de operativa a aumentar (lo cual conlleva, en consecuencia, el incremento del precio de las acciones) durante la última semana de diciembre y las primeras semanas de enero.

También conocido como el efecto fin de año, el término anomalía de enero se emplea para designar la tendencia de las acciones de la pequeña empresa a presentar resultados superiores a los del mercado durante las primeras dos o tres semanas de enero.

Se cree que el efecto enero está propiciado por el final del calendario fiscal. Normalmente, según esta teoría, los precios disminuyen en diciembre cuando los inversores venden sus activos con el fin de obtener plusvalías. Asimismo, el incremento en enero se debe a que los inversores se apuran a volver al mercado.

El efecto vacaciones

El efecto vacaciones, o efecto prevacacional, es la anomalía que describe la tendencia del mercado de valores a generar ganancias durante el último día hábil antes de un día festivo.

La explicación más común para esto es que la gente es más optimista debido a las vacaciones, lo que se traduce en un movimiento positivo del mercado. Una explicación alternativa atribuye este efecto a que los inversores en corto cierran sus posiciones antes de las vacaciones.

La anomalía vacacional también puede atribuirse a la expectativa de que los mercados se vuelvan volátiles durante este tiempo (se da precisamente por el propio efecto vacaciones, ya que los inversores compran y venden según las mismas anomalías históricas).

Desviación después de presentar los resultados

Este es el nombre que se le da a la tendencia que presenta la rentabilidad de las acciones, que sigue dando ganancias inesperadas. Esta anomalía tiene lugar después de que una empresa haga un anuncio y la causa es que el mercado se ajusta gradualmente a dicha nueva información,

En teoría, si los mercados fuesen completamente eficientes, los beneficios de los anuncios de las empresas deberían causar un cambio inmediato en los precios, ya que el informe es un factor influyente de manera instantánea en el precio de mercado. Sin embargo, en la práctica, los mercados pueden tardar hasta 60 días en ajustarse (los anuncios relacionados con resultados positivos de las ganancias presentan una tendencia alcista, mientas que los resultados negativos, una tendencia bajista).

La razón que más se acepta para explicar este retraso es que los mercados no responden de manera adecuada a los informes de resultados, por lo que pasa un tiempo antes de que la información cale en el precio de la acción.

El efecto impulso

El efecto impulso se basa en los análisis técnicos históricos que indican que los "ganadores" del mercado de valores tienen más posibilidades de seguir teniendo un mejor rendimiento que los "perdedores". Es decir, que los mercados con una fuerte tendencia alcista tienen más probabilidades de seguir creciendo a corto y medio plazo.

La anomalía del impulso indica que los inversores pueden aprovechar estos movimientos de precios e ir «largo» en los ganadores, e ir «corto» en los perdedores.

Una de las explicaciones más comunes para el efecto impulso es que los mercados no cotizan la información nueva al momento, sino que lo hace de manera gradual.

Póngase en el supuesto de que una empresa publica buenas noticias, pero los compradores no reaccionan de la manera adecuada y tardan un poco en inundar el mercado. En este caso, el incremento de los precios sería más gradual. Esto hace creer que los ganadores están teniendo beneficios constantes.

El efecto valor

Probablemente, una de las anomalías clave más conocidas es el efecto valor. Esta anomalía hace referencia a la tendencia que presentan acciones con balances contables por debajo de la media a superar el crecimiento de las acciones en el mercado. Esto se debe que los inversores creen en el potencial de las empresas.

Normalmente, si el valor del mercado es superior al del valor contable por acción, dichas acciones se consideran sobrevaloradas, mientras que, si el valor es inferior al del valor contable por acción, se consideran infravaloradas. Mientras que esto, normalmente, debería impulsar al mercado hacia lo correcto, el efecto valor hace que los inversores se comporten en contra de la práctica aceptada, ya que compran acciones que, técnicamente, están sobrevaloradas.

A pesar de que el riesgo aumenta al invertir acciones cuyo valor contable es bajo, ya que pueden caer en dificultades financieras, las potenciales ganancias superiores lo compensan.

¿Cuáles son las explicaciones de las finanzas conductuales para las anomalías de mercado?

Las finanzas conductuales son el modelo opuesto a las teorías financieras «convencionales», lo que incluye la HME. Se asume que los operadores del mercado son racionales y predecibles.

A pesar de que no existe una explicación infalible para las anomalías de mercado, la teoría de las finanzas conductuales indica una serie de posibles factores subyacentes:

  • Conservadurismo: consiste en preferir seguir sujeto a un conjunto de creencias antiguo en lugar de ajustar las estrategias con la información nueva.
  • Exceso de confianza: Es la tendencia de los inversores a sobrestimar sus habilidades y la precisión de su información. Esto puede llevar a adoptar un comportamiento menos reacio al miedo y a tomar decisiones irracionales.
  • Atribución propia sesgada: Se trata de la tendencia humana a reconocer los hechos que confirman sus propias creencias, mientras que se ignoran aquellos que las niegan.
  • Atención sesgada: Considera que existen más posibilidades de que los participantes del mercado presten más atención a las grandes empresas y a los canales de noticias en lugar de a las empresas menos conocidas.

Aunque estas explicaciones más o menos describen los patrones del mercado, esto no significa que la teoría financiera convencional no sea válida. Ambas pueden aclarar el comportamiento del mercado y de los inversores.

Operar con anomalías de mercado

Aunque no tenga intención de operar con anomalías de mercado de manera directa, es fundamental que las comprenda para no los movimientos de mercado inesperados no le cojan desprevenido y pueda ajustar su estrategia operativa acorde a la situación.

Es poco probable que alguien pueda obtener ganancias sistemáticamente de las anomalías de mercado y, por ello, los inversores necesitan tener estrategias de gestión del riesgo preparadas para hacer frente a las circunstancias si estos patrones fallan.

Tal y como demuestran las anomalías de mercado, un mercado eficiente es un concepto fluido. Sin embargo, también lo son las anomalías en sí mismas. A pesar de que su recurrencia puede generar confianza en la posibilidad de obtener ganancias de las discrepancias, los inversores deberían tener en cuenta que los patrones históricos no son siempre un indicador fiable del comportamiento en el futuro.

 

Esta información ha sido preparada por Europe GmbH e IG Markets Ltd (ambos, IG). Además del aviso legal que se presenta a continuación, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta de, ni una solicitud para una transacción en ningún instrumento financiero. IG no se hará responsable en ningún caso del uso que se pudiera hacer de estos comentarios o de las consecuencias que se puedan derivar. No se hace ninguna representación o se da garantía en lo relativo a la exactitud o la exhaustividad de dichas informaciones, por lo que toda persona que decida utilizarlo lo hará bajo su propia responsabilidad. Cualquier estudio que se proporcione no tiene en cuenta objetivos específicos, la situación financiera ni las necesidades de un sujeto concreto que haya podido recibirlo. No se ha preparado de conformidad con las disposiciones legales diseñadas para promover la independencia de los informes de inversión y como tal es considerada como una comunicación de marketing. Aunque no estamos específicamente constreñidos de operar con anticipación a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de proporcionarlas a nuestros clientes. Consulte el aviso legal de análisis no independientes completo y nuestras recomendaciones de investigación no independientes.

Esta información la ha elaborado IG, nombre comercial de IG Markets Limited. Además del aviso sobre riesgo de abajo, el material de esta página no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta ni una propuesta para una transacción sobre ningún instrumento financiero. IG no acepta responsabilidad alguna por ningún uso que se pueda hacer de estos comentarios ni de las consecuencias de dicho uso. No se garantiza la exactitud ni la completitud de la información. Por consiguiente, cualquier persona que actúe guiada por los artículos lo hace enteramente bajo su propio riesgo. La investigación proporcionada no está relacionada con ningún objetivo específico de inversiones, ni con ninguna situación financiera ni las necesidades de ninguna persona específica que pueda recibirla. No se ha elaborado de acuerdo a los requisitos legales designados para promocionar la independencia de la investigación para inversiones y por tanto se considera una comunicación publicitaria. A pesar de que no estamos especificamente restringidos de operar de acuerdo a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de ofrecérselas a los clientes.


Aprenda con nuestros expertos en Academia IG, a través de cursos online paso a paso, webinarios y seminarios presenciales diseñados para ayudarle a desarrollar sus habilidades en el trading.