Contáctenos

Nuevo en IG: +34 917 87 61 57

Ya soy cliente: +34 917 87 61 56

Email: info.esp@ig.com

Comience a invertir

Tecnología de trading a su medida

Descubra nuestra potente plataforma online y nuestras apps diseñadas en exclusiva para cada tipo de celular y tablet.

¿Qué es el trading de CFD?

El trading de CFD consiste en la compra y venta de CFD, o contratos por diferencia (por sus siglas en inglés). Es una forma de invertir en los mercados financieros que no requiere la compra o venta de los activos subyacentes.

El trading de CFD le permite invertir en mercados como acciones, forex, índices, y commodities sin tener que comprar o vender los valores, divisas o futuros. En su lugar, usted adquiere un contrato conocido como CFD, una forma de derivado que ofrece varias ventajas frente al trading tradicional.

¿Qué son los CFD?

Un contrato por diferencia es un tipo de derivado que funciona como un acuerdo para negociar sobre la diferencia en el valor de un activo entre el nivel en el que el contrato se abre y el nivel en el que se cierra.

El precio al que se negocia un CFD siempre coincidirá con el precio en el mercado del activo subyacente correspondiente. Si compra un CFD sobre acciones de Apple, por ejemplo, su CFD aumentará de valor si el precio de las acciones de Apple aumenta. Si el precio de la acción de Apple cae, entonces su CFD perderá valor en consonancia.

No obstante, existen varias diferencias entre el trading de CFD y el trading tradicional. Dos diferencias importantes son la posibilidad de ir largo o corto y el apalancamiento.

Ir largo o ir corto

No tiene que utilizar un CFD para replicar una operación estándar. También puede abrir una posición con CFD que aumentará su valor si el precio del mercado subyacente desciende. Esto se llama vender o ir corto, en oposición a comprar o ir largo.

Si usted cree que el precio de las acciones de Apple va a caer, por ejemplo, podría vender un CFD sobre acciones de la compañía. Sigue negociando sobre la diferencia de precio entre el nivel de apertura y de cierre, pero obtendrá un beneficio si el precio de las acciones baja y una pérdida si el precio aumenta.

En ambos tipos de operación, corta o larga, los beneficios y pérdidas solo se harán efectivos cuando la posición sea cerrada.

Apalancamiento

También puede utilizar un CFD para obtener mucha más exposición de lo que lo haría con una operación tradicional. Al utilizar el apalancamiento, puede exponerse a negociar sobre la diferencia de precio en una cantidad mucho mayor de un activo sin tener que abonar el coste total de la posición desde el principio.

Pongamos que quiere abrir una posición equivalente a 500 acciones en Apple. Con una operación estándar, tendría que pagar el coste total de las acciones. Sin embargo, con un CFD podría operar depositando un 5% del costo total.

Seguirá negociando sobre la diferencia de precio entre el nivel de apertura y el de cierre de 500 acciones de Apple, por lo que su beneficio o pérdida seguirán siendo calculados en función del tamaño completo de su posición. Esto quiere decir que los beneficios pueden verse ampliamente multiplicados, pero también sus pérdidas, que podrían llegar a superar su depósito inicial.

¿Por qué los inversores utilizan CFD?

Más allá de la posibilidad de abrir posiciones cortas y del apalancamiento, hay algunas razones importantes por las que los inversores utilizan CFD:

  • Puede acceder a miles de mercado. Un CFD puede utilizarse para operar en una gran variedad de mercados, incluso en mercados exclusivos para derivados, como los tipos de interés o los índices
  • Todo en una sola plataforma. En lugar de operar a través de un bróker de acciones, un proveedor de operaciones forex y ua bolsa de futuros, puede acceder a todos sus mercados en una plataforma
  • Puede operar cuando el mercado subyacente está cerrado. Si tiene que cerrar una posición durante la noche, podrá hacerlo con nuestros mercados 24 horas, e incluso durante el fin de semana para algunos mercados clave con nuestro Weekend trading.

Coberturas

Una razón fundamental por la que se utilizan los CFD es porque sirven como método de cobertura frente a otras posiciones abiertas. Si tiene un activo en su cartera cuyo valor cree que va a descender, los CFD pueden compensar una parte de la pérdida potencial abriendo una posición en corto.

Por ejemplo, imagínese que tiene 1000$ en acciones de Apple en su cartera y abre una posición corta con CFD en Apple por el mismo valor de 1.000$. Entonces, si el precio de la acción de Apple cayera en el mercado subyacente, la pérdida de valor de su cartera de acciones se vería compensada por una ganancia en su posición corta con CFD.

Pero hay más acerca de la operativa en CFDs además de los CFDs en sí mismos.